Grasas Trans…Interpretaciones Contradictorias

Cabe señalar que no existe reglamentación vigente en el Perú que indique como debe rotularse el contenido de Grasas Trans en los productos alimenticios, sin embargo la misma normativa sanitaria vigente establece que de acuerdo al DS 007-98 art. En Disposiciones Complementarias, Transitorias y finales “cuarta”; El Reglamento sobre Vigilancia y Control Sanitario de Alimentos menciona: En tanto no se expida la norma pertinente, la fabricación de los alimentos y bebidas se rige por las normas del Codex Alimentarius aplicables al producto o productos objeto de fabricación y en lo no previsto por éste, lo establecido por la Food and Drug Administration de los Estados Unidos de Norteamérica (FDA).

Conforme a lo mencionado; la Aproximación de Valores de acuerdo a las normas de aproximación de la FDA, el contenido de grasas trans puede rotularse como “0” si el valor es <0.5 g.

La Sala Especializada en Defensa de la Competencia (SEDC) precisó que una empresa no comete una infracción de publicidad engañosa cuando, habiendo hecho referencia en cualquier parte de la etiqueta de su producto a “cero grasas trans”, el producto no supera el límite de 0.5 gramos de esa sustancia.

las mismas gerencias de fiscalización deberían dar las pautas y poner las reglas claras, así como ejercer una vigilancia permanente, a fin de lograr mejoras visibles y no solo mostrar situaciones lamentables que se exhiben cual trofeo en los medios, participando del show mediático.

Así, con esta decisión el Indecopi varía un criterio anterior según el cual se incurría en publicidad engañosa si no se anunciaba en la etiqueta de manera exacta la cantidad de grasas trans del producto, por lo cual se multó a muchas empresas. La gran pregunta es ¿qué pasa con esa multa?.

Ahora, el nuevo criterio en publicidad indica que no se puede exigir más que lo que se regula internacionalmente, pues la guía nutricional de la FDA contempla la posibilidad de grasas trans, en cualquier tipo de alimentos, naturales o animales, pero hasta el límite señalado.

Contradicción
Sin embargo, el Indecopi de otro lado, mantiene un criterio opuesto cuando se trata del consumidor. Así, la Sala Especializada de Protección al Consumidor (SEPC) sanciona a las empresas por no colocar el contenido exacto de grasas trans en el rotulado del producto, es decir, en las tablas nutricionales que se ubican por lo usual en la contracara del producto.

Esta sala en reiterados pronunciamientos señaló que las empresas están obligadas a identificar la cantidad exacta de grasas trans y su porcentaje, contradiciendo la normativa de la FDA. De esta manera, existe una dualidad de criterios, en publicidad de un lado, y para protección del consumidor por otro.

Es necesario que el INDECOPI cuente con una instancia para unificar criterios, y así no perjudicar a la industria de productos alimenticios, en general. Mantener un criterio divergente, puede significar para muchas empresas el tener que cambiar de empaques, etiquetas constantemente, con el consecuente traslado de dichos costos al precio al consumidor.

De otro lado, al estar alineados a las normas internacionales, no se pondrán barreras al mercado, pues muchos productos son importados.

GFS - Global Food Safety. Octubre 2015